Vida Libre de Violencia
Para la Alianza Política Sector de Mujeres la violencia contra las mujeres tiene como consecuencia la inmovilidad y obstaculización del ejercicio de una ciudadanía plena para las mujeres y el control sobre nuestros cuerpos. Reconocemos que la violencia es el resultado y producto de un sistema patriarcal, capitalista, racista y lesbofóbico que tiene como resultado relaciones opresivas, con una misma direccionalidad y se manifiesta desde diferentes espacios y a diferentes niveles, está presente a lo largo y a través de todo el engranaje social, político, cultural, jurídico e ideológico de esta sociedad. La violencia es la base con la cual funcionan todas las discriminaciones y provoca sumisión, tristeza, enojo, y ante todo le quita la vida a las personas.
Por lo tanto, para la Alianza Política Sector de Mujeres es importante la implementación de las siguientes acciones para erradicarla:
Recuperación de los cuerpos y la vida de las mujeres:
Desde las organizaciones se trabaja porque las mujeres decidan sobre sus vidas y que esto no ocasione violencia alrededor. Las mujeres tienen procesos para reconocerse como ciudadanas o sujetas de derechos, es un proceso interno en donde se aprende a decidir y hablar por una misma. Los movimientos de mujeres y feminista accionan para que las sociedades no sean agresivas cuando una mujer habla y decide, es frecuente recibir violencia o rechazo de parte de la familia, iglesia o comunidad. La recuperación de los cuerpos, significa recuperar los deseos, las ganas de vivir, de amar, recuperar la espiritualidad.
Desmitificación de la inferiorización de las mujeres,
imaginario del ser mujer:
Los procesos que se impulsan son para que las mujeres sientan que son parte importante de la sociedad, y no se menosprecien ellas mismas. Desmitificar significa quitarle ese peso de inamovible a frases como la inferiorización de las mujeres ante los hombres, ese concepto de las mujeres, ese imaginario. Para la Alianza Política Sector de Mujeres es importante construir nuevas imágenes, sentimientos y pensares sobre qué significa ser mujer y ante todo reconocerse una misma y la sociedad entera el aporte que dan.
Resistencia de los territorios:
La violencia está en todos los ámbitos de la vida –por eso se dice que es estructural- es importante generar acciones de resistencia, actos para anunciar el rechazo a decisiones entre unos sobre muchas personas. La resistencia como una forma hacer respetar la vida de todas las personas. Resistencia ante la imposición.
Prevención y sanción:
La erradicación de la impunidad –acción de NO juzgar hechos que dañan a otras personas- es una prioridad para cambiar las prácticas y las relaciones de corrupción, violencia y engaño. El funcionamiento del sistema de justicia es necesario para erradicar la impunidad y la violencia, además de que existan leyes adecuadas para sancionar y prevenir. La creación de una justicia social es necesaria como una política comunitaria.
Sanación o procesos psico-sociales:
Estos son procesos para ayudar a las mujeres a continuar después de momentos difíciles, tanto individuales como colectivos. La Alianza Política Sector de Mujeres impulsa momentos con guías desde la cosmovisión maya, xinka, así como vinculados a lo psico-social, artístico u holístico para las organizaciones cuando éstas han pasado por un hecho violento o un proceso largo de mucha represión. Esto ayuda a mejorar las condiciones de la vida de las mujeres y les da tranquilidad.