Para la APSM, la incidencia política significa procesos de participación en espacios de tomas de decisión en el Estado a nivel comunitario, municipal, departamental y nacional; por medio del cual las personas ciudadanas, actoras sociales, económicas e institucionales son parte de la formulación, gestión y control de políticas publicas, privadas o gremiales.

La auditoria social es un componente de la incidencia política, es importante para regular las acciones  y los presupuestos que desde las instituciones estatales están impulsando, como los mecanismos y  programas.  Una auditoria permanente ayuda a observar y así estar seguras que el gasto público se dirija a la población y sus necesidades; si no realizar la denuncia correspondiente.  La gestión política es lograr que se abran espacios para dialogar sobre las soluciones, implementaciones y caminos sobre los mecanismos.

La APSM -desde sus inicios- su trabajo es enfocado a la incidencia política, participó en los Acuerdos de Paz, en la implementación de estos,  y desde su mirada diversa de mujeres mayas, xinkas, ladinas, lesbianas una lucha para que el Estado cumpliera con estos Acuerdos e instalación de las instituciones que velaran por los derechos humanos y los derechos humanos de las mujeres.

Incidencia en el Sistema de Consejos de Desarrollo, las mujeres lograron una amplia participación y las organizaciones de la alianza están empujando proyectos a favor de las mujeres, comunidades y barrios. Proyectos como:

Tuberías para agua potable
Guarderías
Asfaltar Calles
Bibliotecas
Centros de Salud

Incidencia en la institucionalidad de las mujeres en el diseño y constitución de la Secretaria Presidencial de la Mujer –SEPREM- y la elaboración de la Política nacional de promoción y desarrollo integral de las mujeres –PNPDIM- y su Plan de equidad de oportunidades –PEO- 2008-2023.

La APSM estuvo presente en la propuesta de la ley contra el femicidio y otras formas de violencia, empujando con otras organizaciones su aprobación por más de 10 años.  Después de su aprobación, la lucha por la implementarla, es decir que todo el sistema de justicia, atención y sanción funcione adecuadamente.

Los jueces sean concientizados, los médicos, el Ministerio Público, los policías lo que significa la violencia contra las mujeres, y apliquen la ley según su reglamento.  Los Centros de apoyo integral para mujeres sobrevivientes de violencia –CAIMUS- a partir de la ley son presupuestados desde el Estado, es una lucha constante que otorguen el presupuesto adecuado.

" La alianza ha acompañado, impulsado y diseñado estos y más procesos para lograr una vida digna.  La alianza trata de incidir y luchar para que el Estado responda a su obligación de dar los servicios básicos según las leyes, la constitución, los tratados internacionales y nacionales, etc. "